Caos en la elaboración de horarios: se ponen parches con el profesorado interino a media jornada

05/09/2014 en Comunicados

Faltan pocos días para el comienzo de las clases en los colegios de Primaria. Los problemas de los centros para poder cubrir todas sus necesidades siguen sin solucionarse. En estos momentos se viven situaciones caóticas en las que la elaboración de horarios se convierte en un laberinto sin salida digna desde la perspectiva de la calidad educativa.

Con la reducción de personal y la implantación de la nueva Ley de Educación la organización de las sesiones de las diferentes asignaturas sobrecarga al profesorado como nunca lo estuvo anteriormente. En algunos casos quedan periodos lectivos de 30 minutos que están siendo autorizados desde la administración aún a sabiendas que en ese periodo de tiempo no se pueden impartir contenidos con criterios pedagógicos. Todo vale para esta Consejería con tal de mantener reducida la plantilla al máximo posible.

Hablar de desdobles o apoyos es hablar de utopías imposibles de poner en práctica quedando reducidas a papel mojado en los documentos oficiales.

Como venía sucediendo desde hace varios cursos, los acuerdos de plantillas siguen sin cumplirse: las tutorías de Primaria se cubren con los especialistas de otras asignaturas, los apoyos de Infantil brillan por su ausencia y las ratios máximas -que deberían ser excepcionales- se convierten en la norma general.

Con este compendio de problemas es -una vez más- el profesorado interino, especialmente el que está a media jornada, quien sale más perjudicado viendo como sus horarios se elaboran rellenando los huecos que quedan y acaban teniendo jornadas laborales que requieren la presencia en el centro como si estuvieran a tiempo completo.

Desde SUATEA queremos hacer público que, pese a la insistencia de la Administración en negar los conflictos, en los centros educativos se sufren los recortes, las direcciones no ven satisfechas sus peticiones, se hace evidente la falta de personal y todo ello tendrá forzosamente consecuencias educativas. No se pueden obviar las responsabilidades de la Consejería de Educación. La educación no puede ser objeto de recortes.

Uviéu, 4 de septiembre de 2014

Esta entrada también está disponible en: Asturiano

de: suatea

Anuncios