Los padres denuncian que la ‘ley Wert’ da “cobertura legal” a las desigualdades

La confederación de las familias de la escuela pública recomienda no matricularse en la FP

Si el ministerio no va a las familias, las familias van al ministerio. 17 representantes regionales de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA, la portavoz de la pública con 12.000 asociaciones adscritas) han trasladado este sábado la celebración de su junta general a la sede del Ministerio de Educación, en la céntrica calle Alcalá de Madrid. Han sacado las sillas a la calle y se han reunido en la acera situada frente al edificio. Consideran que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, (LOMCE, conocida como Ley Wert) da “cobertura legal” a las “situaciones de injusticia social y desigualdades” que se han producido en los centros educativos españoles desde que comenzó la crisis. La CEAPA pide que se derogue la reforma.

Los representantes de las familias en los centros públicos, ataviados con las camisetas verdes que defienden Escuela Pública de Tod@s y para Tod@s, han colocado las sillas en círculo y han leído sus protestas en un comunicado. Denuncian el aumento de la pobreza en todas las regiones, el descenso de las becas de comedor, la reducción de becas de libros o la disminución de la atención a la diversidad por la reducción de la plantilla de docentes, que han perdido más de 24.000 profesores en dos años por la tasa de reposición del 10% aprobada por el Gobierno de Rajoy (de cada 10 plazas anuladas por jubilación o salida del docente, se cubre solo una).

Critican también la “irresponsabilidad” del ministerio con las familias por el cambio de libros de texto. La ley Wert comienza a aplicarse este septiembre en los cursos impares de Primaria (1º, 3º y 5º) y en la Formación Profesional básica, un nuevo modelo dirigido a los alumnos con más dificultades para terminar la educación general básica que sustituye a los PCPI (programas de cualificación profesional inicial).

El cambio de los libros de texto ha provocado quejas tanto del sector de las editoriales, como de las comunidades autónomas o las familias. Cada centro tiene potestad para elegir sus manuales y son las comunidades las que deben aprobar los decretos para los nuevos currículos que se plasmarán en los libros. La CEAPA pide que no se cambien.

Los representantes de la confederación consideran que supone un esfuerzo extra para las familias, después de que el Ministerio cancelara el curso pasado las becas de libros de texto que complementaban a las de las administraciones regionales. “La fotosíntesis es la misma con la LOE [Ley Orgánica de Educación] que con la LOMCE”, ha ejemplificado Jesús Salido, presidente de CEAPA. Salido ha reclamado también la gratuidad de los libros de texto.

La CEAPA recomienda a las familias que “no se matriculen en la FP básica y dejen a sus hijos en secundaria”, según Salado, porque consideran que la implantación “acelerada” del modelo está provocando problemas en los centros. Un desfase en el calendario de reválidas, además, impedirá a quienes se gradúen en dos años obtener el título de ESO si el Ministerio no busca una solución.

El Gobierno y el PP argumentan que esta reforma educativa se fraguó con la participación de todos los sectores implicados. Es “una ley aprobada por mayoría absoluta en el Parlamento, que el PP recogía en su programa electoral y que ha trabajado con la comunidad educativa”, señalaba este viernes Sandra Moneo, secretaria nacional de Educación en el PP. Pero los padres de la pública critican que se les dejó fuera para la negociación y que no han tenido en cuenta las 45 alegaciones que enviaron. “Solo nos convocaron para enseñarnos el borrador y no volvieron a preguntarnos más. Estamos aquí para que nos vean”, concluye Salado.

 

de: el pais

Anuncios